Publicado en Libros

Comprobando La Autoridad Bíblica – Roy C. Deaver

  Agradecemos muy especialmente a nuestro hermano Rolando Rovira por habernos autorizado a compartir su traducción de este tremendo libro sobre la Autoridad Bíblica. Esperamos que sea de mucha ayuda a nuestros hermanos de habla hispana en donde quiera que se encuentren y que le saquen el mayor provecho posible en beneficio de la obra del Señor. Un pequeño adelanto acerca de su contenido:

Abel hizo un sacrificio de animales, y eso fue agradable a Dios. Noé estaba en la obligación de construir el arca, y lo hizo conforme a como se le instruyó. Abraham construyó un altar, y allí adoró a Jehová. Moisés edificó el tabernáculo según el modelo que se le mostró en la montaña. El Antiguo Testamento acercó al israelita a Dios por medio de los sacerdotes de la tribu de Leví. Hubo un tiempo cuando los hombres tuvieron la obligación de ir tres veces al año a Jerusalén a adorar a Dios. David ordenó la música instrumental en la adoración a Dios. En tiempos del Antiguo Testamento había la práctica de la poligamia, y también se quemaba incienso.

¿Debo yo presentar un sacrificio de animales como Abel para agradar a Dios? ¿Debo construir un arca como Noé? ¿Puedo adorar a Dios en un altar de tierra y con sacrificio de animales como Abraham? ¿Debo edificar un tabernáculo como Moisés? ¿Debo acercarme a Dios por medio de un sacerdote de la tribu de Leví? Para poder adorar a Dios de manera aceptable, ¿debemos ir a Jerusalén tres veces al año? ¿Puedo yo —como David— hacer uso de instrumentos mecánicos de música en la adoración a Dios? ¿Puedo involucrarme en la práctica de la poligamia? Y, ¿sería correcto para mí quemar incienso a Jehová?

Si yo puedo hacer estas cosas, y si debo hacer estas cosas —¿cómo puedo saber que puedo y cómo puedo saber que debo? Si no puedo hacer estas cosas, y si no debo hacer estas cosas —¿cómo puedo saber que no debo hacerlas? ¿Fueron bautizados David o Moisés o Abraham o Jacob para el perdón de pecados? ¿Conmemoraron David o Moisés o Abraham o Jacob la Cena del Señor en el primer día de la semana?

A menos que sepamos cómo Dios (o la Biblia) autoriza, no estaremos seguros de nada de lo que hacemos o decimos en el campo de la religión.

Comprobando La Autoridad Bíblica – Roy C. Deaver Documento en Formato PDF, 107 páginas, Tamaño Carta.

Publicado en Libros

La Lógica Y La Biblia – Thomas B. Warren

El rechazo del papel crucial del razonamiento válido en relación con la enseñanza explícita de la Biblia es uno de los problemas más graves. Este libro prueba que los hombres tienen la obligación de ser racionales. Es decir, solo deben sacar las conclusiones que la evidencia justifique. La gente sincera y honesta podría cuestionar: “Pero, ¿para qué escribir un libro sobre la Biblia y su relación con la lógica en general y con la implicación en particular?” La respuesta a esta pregunta es bastante simple: porque algunas personas que afirman estar siguiendo la Biblia en sus propias vidas y que dicen estar enseñando lo que la Biblia enseña, son culpables de implicar que la Biblia (y, por lo tanto, el cristianismo) defiende la irracionalidad (es decir, que no existe una conexión relevante entre la evidencia y la conclusión). Hay hombres, que dicen ser seguidores de la Biblia, que afirman que las conclusiones que se extraen de las declaraciones explícitas de la Biblia (es decir, de lo que la Biblia dice en muchas palabras) mediante el uso correcto de los principios del razonamiento válido (es decir, los principios de la lógica) no es más que una doctrina humana, y por lo tanto no puede ser vinculante para nadie en la actualidad. Tener tal posición es enseñar una doctrina absurdamente falsa. Es ser culpable de un error atroz, y los errores acerca de la lógica o los errores en la lógica pueden ser muy serios. Pueden ser graves para personas individuales, grupos de personas y naciones. Ciertamente, son una consecuencia muy grave para las personas que intentan aprender lo que dice la Biblia.

La Lógica Y La Biblia – Thomas B. Warren.   Documento en Formato PDF, tamaño carta, 101 páginas

Publicado en Libros

La Musica Instrumental En La Adoración – M. C. Kurfees

Cuando M. C. Kurfees se sentó un día en su clase para jóvenes predicadores, a discutir el significado de verbo griego psallo, puso en movimiento un estudio cuya necesidad sigue siendo evidente hasta el día de hoy. La Música Instrumental En La Adoración, publicado primero en 1911, es la obra clásica sobre este tema y es lectura obligada para todo el que estudie lo que la Biblia dice acerca de la música.

Entonces, como ahora, los proponentes de la música instrumental en la adoración, claman: “la mayoría de las personas piensan de esto como un ‘asunto muerto’”. Kurfees responde: “un asunto sobre el cual el pueblo de Dios está constantemente enfrentándose y que es causa de división y desvío entre ellos, no puede, apropiadamente, ser considerado un ‘asunto muerto’”. No lo era entonces, ni lo es ahora. Las verdades bíblicas con respecto a la adoración cristiana, no son obligadas por la cultura. Lo que Dios deseaba en el primer siglo, es lo mismo que desea ahora.

M. C. Kurfees (1865-1931), sirvió como editor del Gospel Advocate de 1908, a 1924.

 

 

La Música Instrumental En La Adoración – M. C. Kurfees. Libro Completo, Documento en Formato PDF, 137 páginas, Tamaño Carta.

Publicado en Folletos

MEDITACIONES SOBRE LA CENA DEL SEÑOR

Una poderosa colección de reflexiones sobre el sentido y significado espiritual de la Cena del Señor. Habla el autor: “Durante muchos años he sentido la necesidad de más variedad y espiritualidad en las conversaciones realizadas en la Mesa del Señor. Demasiado a menudo se dicen las mismas cosas una y otra vez sin ninguna edificación para los oyentes. Queda de manifiesto en ocasiones la pobreza de espíritu de quienes presiden la Mesa del Señor, y se hace poco esfuerzo por dar algo nuevo y refrescante en la edificación espiritual. Esperando estimular a nuestros hermanos a una mayor actividad mental en sus conversaciones, hemos preparado estos pocos bosquejos con la humilde oración en nuestro corazón de que puedan, en alguna medida, ser útiles para un mejor entendimiento del completo significado de la Cena del Señor”.

Meditaciones Sobre la Cena Del Señor. Folleto tipo Cuadernillo, 20 páginas, tamaño un cuarto de carta.

Publicado en Folletos

FE Y RAZÓN

La relación exacta entre la fe y la razón siempre ha sido un campo de batalla dentro de la cristiandad. Casi desde el principio del cristianismo, se han hecho serias reflexiones sobre este tema. ¿Por qué entonces, podría uno preguntarse, se ofrece otro ensayo sobre el tema? Me gustaría ofrecer al menos tres razones para el presente volumen.

Primero, siempre existe la necesidad de un estudio de la fe bíblica. Creo que muchos de los estudios sobre este tema han ignorado evidencia bíblica importante – evidencia que se presentará y discutirá en este tratado. Dado que, en última instancia, la pregunta es: “¿Qué enseña la Biblia acerca de la fe y la razón?”, Uno no debe separar sus reflexiones de un fundamento bíblico. Desafortunadamente, esto ha ocurrido en demasiados casos.

Segundo, hay una necesidad de este estudio, aunque no sea por otra razón, debido a la creciente prevalencia del agnosticismo dentro de los confines de la cristiandad. Es cierto que este es una acusación seria, aunque puede documentarse en cientos de casos – algunos de los cuales se mencionarán en el cuerpo de este trabajo. Hay quienes afirman de manera simplista: “Donde hay conocimiento, ya no hay lugar para la fe”. Tal declaración es una perversión de la enseñanza bíblica pura. Otros más han renunciado a cualquier reclamo de una base de evidencia para la fe.

Hace algunos años, se llevó a cabo un seminario en Dallas, Texas, en el que se realizó un “debate” entre ateos de renombre mundial y teístas capacitados en ciencias empíricas, ciencias sociales y filosofía. El panel de la filosofía estuvo representado por Paul Kurtz, Antony Flew, Wallace I. Matson y Kai Nielsen en el lado de los ateos, y Alvin Plantinga, W. P. Alston, George Mavrodes y Ralph McInerny en el lado de los teístas. Los teístas debían defender la existencia de Dios contra el desafío de los ateos. Escuché con sorprendido espanto a los teístas Plantinga y Alston que, en realidad pidieron el rechazo de la ley de la racionalidad, que establece que “uno debe sacar solo las conclusiones justificadas por la evidencia” (cf. 1 Tes. 5:21 e Isa. 41:21). Lo sorprendente fue que estos hombres pasaron una cantidad excesiva de tiempo dando evidencia de su conclusión de que uno debería rechazar la ley de la racionalidad, una posición que es irremediablemente contradictoria. “Razonaron” que ¡uno debe rechazar la razón con referencia a la cuestión de Dios! ¿Y así es como esperaban defender a Dios contra los ataques de aquellos que desafiaron su existencia? Dado que estos hombres son algunos de los pesos pesados en la comunidad académica, esto fue desalentador, por decir lo menos.

Tercero, por supuesto, existe la necesidad de estudiar y entender la fe bíblica debido al desafío constante al cristianismo desde el campo ateo. En su libro Ateísmo: El Caso Contra Dios, George Smith escribió: “El conflicto entre el teísmo cristiano y el ateísmo es fundamentalmente un conflicto entre la fe y la razón. Esto, en términos epistemológicos, es la esencia de la controversia. La razón y la fe son opuestas, son dos términos mutuamente excluyentes: no hay reconciliación o terreno común”. (1979, p. 5). Smith resumió su afirmación diciendo: “Es lógicamente imposible reconciliar razón y fe” (p. 101). Al menos uno de mis motivos para publicar este tratado es demostrar que la posición de Smith es completamente falsa. No estamos obligados a huir a la tierra de la irracionalidad para escapar del desafío del escéptico. Mi deseo es que el lector llegue a esta misma conclusión a través de un estudio del material disponible en este volumen. Las conclusiones extraídas de los diversos argumentos presentados aquí se convierten en nuestra responsabilidad compartida. Recorro el camino de la reflexión sobre la controversia fe/razón; Ahora le pido que me acompañe en el viaje.

Documento tomado de: http://apologeticspress.org/pdfs/e-books_pdf/far.pdf

Fe y Razón – Booklet. Folleto tipo Cuadernillo, 24 páginas, tamaño un cuarto de carta.

Publicado en Libros

CÓMO RESCATAR A UN SER AMADO DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

              Un encuentro típico entre un cristiano y un TJ es más o menos así: El cristiano le muestra al TJ un versículo de la Biblia que contradice la enseñanza de la Watchtower. El TJ entonces responde con otro versículo que cree que apoya sus creencias. El cristiano contraataca con otro versículo, al que el TJ responde con otro, y así sucesivamente. Este debate se puede describir como “ping-pong bíblico”. Los versículos rebotan hacia atrás y hacia adelante, quizás durante horas y horas, sin resultados tangibles que no sean el agotamiento sudoroso que sigue a un juego literal de ping-pong. Incluso si el cristiano parece haber salido “ganador” en el debate, esto no le representa más al TJ que si hubiera sido un simple juego de ping-pong que perdió; aun así, no va a cambiar de religión.

¿Qué es lo que pasa con el enfoque anterior? ¿Por qué una andanada bien planificada de versículos de la Biblia suele fallar en hacerle mella al pensamiento de un testigo? La razón es que esta forma de ataque se basa en una suposición errónea. Supone que los TJ creen ciertas cosas a causa de lo que han leído en la Biblia, y que van a cambiar sus creencias si se les muestran otros versículos como textos de prueba para una posición doctrinal diferente. Pero cualquier persona que suponga esto ya ha caído víctima de la propaganda de la secta, a saber, la pretensión de que los TJ son personas que leen la Biblia y confían en la Escritura como su mayor autoridad. En realidad, hacen muy poca lectura bíblica personal, aparte de buscar los versículos aislados citados en la literatura de la Watchtower. Y basan sus creencias, no en lo que encuentran en la Biblia, sino en lo que sus líderes les dicen que la Biblia dice.

El TJ puede mirar los versículos, pero lo que ve en su mente es la interpretación que la Sociedad Watchtower hace de ellos. Es como si estuviera mirando las páginas de la Biblia a través de los lentes de la Watchtower. Así que el primer paso en su estrategia debe ser eliminar esas gafas distorsionadas. Para lograrlo, debe conseguir que el Testigo mire a la propia organización Watchtower. Necesitará demostrar que los líderes, repetidamente, han hecho falsas profecías, han cambiado las doctrinas de un lado a otro y han confundido seguidores para dañarlos – esto es, no son una guía confiable para seguir. Solo entonces, los Testigos se verán forzados a pensar por sí mismos; en realidad, los lentes coloreados de la Watchtower serán removidos.

Este libro le propone precisamente una metodología diferente a la tradicional, ir minando decidida y gradualmente la autoridad de la Watchtower, mediante el uso de la propia literatura jehovista hasta que el TJ se quede si el fundamento en el que se siente protegido. No se lo pierda. Ojalá le resulte útil en su lucha contra el error.

cómo rescatar a un ser amado de los testigos de jehová. Documento en Formato PDF. 125 Páginas, Tamaño Carta.

Publicado en Debates

EL DEBATE HIGHERS – BLAKELY SOBRE EL USO DE INSTRUMENTOS MUSICALES EN LA ADORACIÓN

En 1988, Alan E. Highers se enfrentó en debate con Given O. Blakely en Neosho, Missouri, para cuatro noches de discusión sobre la cuestión de la música. Blakely, en una jugada sorpresiva, más creativa que defendible, se apartó de las posturas de los polemistas de la iglesia cristiana de los primeros años, cuando defendían el uso del instrumento en la adoración, y pasó muchos apuros al sugerir ¡que no era necesaria ninguna autorización para la práctica! Highers resumió elocuentemente la errónea posición.

“TIENE UN GRAN CONFLICTO ESTA NOCHE CON QUIENES ESTÁN IDENTIFICADOS CON ÉL, Y YA HE ESTABLECIDO ANTE USTEDES LA RAZÓN DE ELLO. ESTÁ TRATANDO DE ENCONTRAR UNA DEFENSA DE LO QUE ES INDEFENDIBLE. HAN IDO DE LA CECA A LA MECA Y DE UNA POSICIÓN A OTRA EN UN INTENTO DE DEFENDER LA MÚSICA INSTRUMENTAL EN LA ADORACIÓN. NO PUEDEN ENCONTRAR EL PASAJE, NO PUEDEN CITAR LA ESCRITURA, NO PUEDEN DAR EL EJEMPLO, NO PUEDEN MOSTRAR LA AUTORIDAD, Y COMO RESULTADO DE ESO, HAN OSCILADO POR TODO EL TERRITORIO EN DIFERENTES POSICIONES, TRATANDO DE ENCONTRAR ALGUNA JUSTIFICACIÓN PARA SU PRÁCTICA. FINALMENTE HAN LLEGADO A LA EXTREMA POSTURA ANTI AUTORIDAD, ANTINOMIANA, ANTI LEY, ANTI EVANGELIO, QUE DICE: ‘NO ES NECESARIA NINGUNA AUTORIDAD’”.

Ha transcurrido ya una buena cantidad de años, y observamos que nuestros amigos pro instrumentos musicales, final y abiertamente proclaman que no es necesaria la autoridad para introducirlo en la adoración, esto es, hacen eco de la postura de Blakely, misma que fue reducida a talco durante los discursos de Highers.

No se pierda esta útil y edificante discusión, sobre un tema que no ha perdido actualidad.

El Debate Highers-Blakely sobre Los Instrumentos Musicales en La Adoración Documento en Formato PDF, 185 Páginas, Tamaño Carta.